Todos estamos orgullosos de ti

Querido paciente:

Me hace muy feliz poder enviarte un afectuoso saludo desde mi casa en Madrid. Me imagino que, si estás leyendo esta carta, estás pasando momentos muy difíciles, seguramente en la cama de un hospital. Tengo claro que estás resistiendo en estos momentos tan duros y te envío esta carta para decirte que todos estamos orgullosos de ti.

Todos deseamos que pase esta situación, porque va a terminar, pero de momento necesitamos que sigas luchando por ti, por nosotros, por todas las personas que te rodean y por el personal sanitario, que también está dejándose la piel por todos nosotros, para que su esfuerzo siga dando resultado.

Como ya sabrás, todos estamos haciendo cuarentena, nos quedamos en nuestras casas para protegernos a nosotros y a todas las personas que nos rodean. Me llamo Pablo, tengo dieciséis años y me gustaría decirte que, si tu aguantas, nosotros también. Si tú aguantas luchando en el hospital, nosotros aguantamos luchando en casa, los días que haga falta, por ti y por todos los que lo necesiten. Vuelvo a repetir que esta situación va a terminar; hay que tener esperanzas, porque seguro que pronto veremos el final de este arduo camino.

Si todos resistimos, esta dura prueba sacará lo mejor de todos nosotros.

Te envío muchos ánimos para que sigas luchando con todas tus fuerzas.

¡Todos estamos muy orgullosos de ti!

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑